Doce pasos para estar listo para el kínder

  1. Enseñarle al estudiante a contar hasta el 10.
  2. Enseñarle al estudiante a reconocer el nombre él/ella.
  3. Enseñarle al estudiante a reconocer los 8 colores básicos.
  4. Practicar en seguir y escuchar direcciones—dile una sola vez y no se lo repitan
  5. Deja que su hijo(a) corte con tijeras, que use un lápiz, y colorear con crayones
  6. Dale la oportunidad de jugar con otros y jugar en colaboración con otros
  7. Anímalo a que hable en frases completas.
  8. Léele libros a los estudiantes todos los días.
  9. Enséñale a que aprenda a amarrar, subir y bajar el cierre, los botones, y abrocharse.
  10. Enséñale a decir su nombre y su apeido.
  11. Enséñale a independizarse, en diferentes maneras, como lavarse las manos, vestirse, he ir al baño.
  12. Enseñe a su hijo(a) a entender estos conceptos adentro/fuera, arriba/abajo, grande/chico, izquierda/derecha, antes/después.


Tú eres y seguirás siendo el mejor maestro de tus hijos!


 Sras. En casa pregunten a sus maestros, principales sobre el desarrollo de sus hijos(as) expertos alrededor del país dicen como los padres pueden ayudar a loniños. A prepararse antes de escuela. Aquí hay algunas sugerencias…

Tomo el tiempo para hablar con cada niño. 
Siéntese 15 minutos sin interrupción cada día para compartir experiencias, bromas, o’ adivinanzas. Esto le ayuda al niño a construir un buen vocabulario y buena conversación.

Ampliar los horizontes de los niños.
Lleve a los niños al mandado hábleles de lo que vallan viendo en el camino. Esto le ayudara el niño a familiarizarse con la comunidad. Hagan planes para ir al museo, circo, al zoológico todos estos lugares interesantes para aprender.

Leer, leer, leer.
La lectura diaria ayuda a estabilizar conexiones con el mundo. A desenvolver la imaginación, anímalos a los niños a crear un nuevo final de una historia.
Has juegos de contabilidad. 
Pídeles a los niños que cuenten los pasos, llaves o cuente las cosa de color verde que hay en el cuarto, en lugar de que se aprenda los números del 1 a 10. Usa tareas diarias para reforzar conceptos en la materia: Deja que los niños juntes los calcetas limpias, o que jueguen con los vasos de medir. Esto les ayuda a familiarizarse con los tamaños, figuras, y cantidades. 

Aprender a jugar.
Escoge juegos con dulces para levantar sus habilidades. Acachar pelotas y jugar con plastilina es una buena manera para desenvolver los músculos con un ojo cuidando a los niños pequeños.

Animarlos a independizarse y 
responsabilizarse:
Se paciente. Espera por jardín de niños que lleven a cabo las pequeñas tareas. A los niños que se les dan responsabilidades se arguyesen en constante disciplina usualmente desenvuelven una imagen positiva esto a los maestros les gusta ver.